Nieblas en Primavera

Querido amigo:
El mar y el viento silban hoy para terminar aterrizando en la playa cubiertos en algún caso por una fina niebla. ¿Sabes a que me recuerda eso? A mis sentimientos, van, vienen, se dejan acariciar, a veces se cubren por un opaco manto. Estoy en el centro de un temporal que no sé ni cuando ni cómo acabará, pero mientras dure me mantendrá viva.
Y dentro de mí hay sollozos contenidos y un dolor retráctil al que temo descender. Desmadejo los días que quedan para que te marches. Es un absurdo porque nunca has venido. Es como estar en una estación adonde el tren no tiene prevista una parada.. Al menos no hay nada programado para que se detenga.
¿Es cierto que existes? ¿Es cierto que sin conocerte me duele lo que padeces, lo que sufres, lo que siento, lo que hago y hasta lo que escribo?
No quiero de ninguna manera enterrar mi corazón en la conformidad de lo imposible, de ahí el salvavidas del que lo hago proteger para que tardes en abandonarlo.
Te escribo de cualquier forma porque es la única forma que tengo de decirte lo mucho que te…..( no lo diré …de momento). Palabras que no deben ser vagas sino sentidas, con autenticidad. Tal vez no lo llegue a decir nunca. Me vienen a la cabeza escritos tuyos recientes que aún duelen.
Mi silencio como aliado es mi único refugio.
Hasta mañana.

Anuncios

Acerca de elcorazondelmar

Como siempre enamorada de imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s