Endorfinas desajustadas

Esta noche mi corazón anda un poco descabalado. De pronto acelera y al minuto se detiene. Pienso en ti y no te vas de ahí, no se dónde estás, pero estás.  Lejos o cerca, me da igual. ¿Por qué?

Me propongo olvidarte pero no puedo. Si mi vida ha estado marcada por algo ha sido por imposibles. Este es uno más. Soy consciente de que me va a doler bastante pero aún así no quiero ni deseo que te alejes de mi pensamiento. Todo lo demás siendo importante que lo es, no tiene el menor sentido.

Estoy callada varios días para probarme pero tus palabras vuelven para decirme que sigues estando ahí y que al menos sabes que existo. Ya es mucho para mí. Ya es todo…de momento.

El tiempo corre en mi contra como muchas cosas en mi vida. No puedo hacer nada. Nada más que soportar un dolor más. He tenido muchos, diferentes, físicos y emocionales también, pero ninguno me está doliendo tanto como este.

Yo deseo ayudarte y hacerte feliz pero no me dejas. ¿Por qué? ¿Tanto miedo te doy?

Es posible que algún día cuando yo me haya ido y estas letras anden perdidas en el Universo de internet recuerdes lo que hoy te escribo, pero ya no habrá marcha atrás.

No te castigo a ti. Nadie tiene la culpa de nada. Las cosas son como son por algo y querer cambiarlas no está ni en tu mano ni en la mía.

Un beso arrastrado para tu descanso. Buenas noches.

Anuncios

Acerca de elcorazondelmar

Como siempre enamorada de imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Endorfinas desajustadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s