Huecos de muchas cosas

Querido amigo invisible:

Ya sabes que pertenezco a la estirpe de las románticas aunque este término esté en desuso, aún en horas bajas físicamente encuentro reposo en los libros, en la música, en los pensamientos sin rubor ni vergüenza que me da este medio y que me transportan a momentos de felicidad casi absoluta.
No sé si estos sentimientos son una locura del desconsuelo por no poder verte cara a cara o las reminiscencias de cosas vistas en sueños. Lo que tengo claro es que estos pensamientos duelen con rabia en el alma.
La vida es hueca, el alma es hueca, el mundo es hueco. Todo está a veces tan vacío que cualquier mínima cosa, este débil estado físico de verano, puede ser un caos de nada.
Y tu siempre cerca, a la vez lejos, siempre en mi cabeza, siempre en mi corazón, siempre, siempre, siempre…
Mis cinco sentidos están cada día más machacados, triturados por el tiempo que no se para ni aún en estos días de jornadas largas y lumínicas. Ya me has dicho que es debido al trabajo, pero no te justifico el que ni en jornadas de descanso te acuerdes de mí. Tan solo pido unas pocas palabras para hacerme recordar que aún sigo en tu pensamiento. Esta noche ha hecho bastante viento y por la mañana la hojarasca del desaliento se esparce por mi jardín, el alma está cansada y no soy capaz de agacharme a recogerla.

¿Por qué no me llamas? ¿Por qué no vienes alguna vez? ¿Desistes de conocerme?¿Te asustan tus miedos? Busco limites, escudriño tiempos e imagino fantasmas. Mi imaginación sigue defenestrando deseos en un anhelo loco de vivir sin existir.
Siempre me quedará la duda entre lo verdadero, lo que en realidad es a día de hoy y lo ilusorio.
Sin poder, sin querer pronunciar lo que sueño, sin ser capaz de hacerte pensar lo contrario de lo que imaginas, sin revelarme contra mi misma, sin querer dar mas rémoras al tiempo, sin estar al otro lado ( tampoco sé a qué lado), quiero obedecer a mi destino y gritar aunque sea en un tono sordo y silencioso lo que mi admirado A, Gala dice del tiempo: fortalece, resiste, cimenta,, petrifica, solidifica y también se hace eterno.
Eterno todo, sin medio fin la vida y sin esperanza los sueños.
Te espero en las estrellas de madrugada, allí donde todo lo inimaginable es posible

Anuncios

Acerca de elcorazondelmar

Como siempre enamorada de imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s