No le llames

IMG_5798.jpg

Él siempre estuvo ahí. Sigue estando ahí porque aún hoy yo no sé vivir sin su compañía. Unas veces erguido, otras algo encorvado y en ocasiones…muchas, agazapado. Me esquivaba cuando yo quería seguirlo, sin embargo siempre me persiguió por los caminos polvorientos que no llevan  a ninguna parte .

Me inflamaba en noches oscuras disfrazado de mil maneras, en instantes en donde me dejaba  casi siempre desgarrada, pero en momentos dichosos y mágicos casi siempre aparecía de forma fugaz y yo edificaba a mi alrededor ese cercado  imaginario para evitar que se me escapase.

Por montes, riberas y ríos, debiendo existir árboles majestuosos siempre existieron  rastrojos, bosques perversos y flores marchitas. A veces un rincón en un jardín pequeño que es el recuerdo idílico que de él conservo. Y hubo primaveras en invierno y mariposas en el cerebro que para conjugar ambas cosas el corazón hubo que dividirse, saliendo trastabillado y casi siempre partido y pisoteado.

Pero yo seguiré tras él con el arrebato que ese deseo produce; dolencias, suplencias y bastantes carencias. Todo mezclado en un camino a medias. Siempre he ido a contracorriente como he podido o de la forma en que me han dejado, aún hoy también. Despertarse sin nada cuando  crees acostarte con todo.

Y el todo es…todo porque en cuanto más lo busques menos aparece. No lo llames porque él te encontrará, el amor es así.

Anuncios

Acerca de elcorazondelmar

Como siempre enamorada de imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a No le llames

  1. icástico dijo:

    A veces, la ausencia es mayor que la presencia. Y no caduca.

    Le gusta a 1 persona

    • Sé de qué hablas y no sólo en el amor, pero permíteme que te diga que a veces las ausencias no debieran tener una caducidad demasiado larga sobre todo cuando no se han elegido de forma voluntaria. Al fin y al cabo todo caduca. Buenas noches y feliz resto ya de domingo.

      Le gusta a 2 personas

      • icástico dijo:

        Paz, precisamente por no haberse elegido la ‘ausencia’ de forma voluntaria puede convertirse en duradera, sobre todo si la presencia era muy estimada, pero en fin, es un desbarre. Feliz resto de puente.

        Le gusta a 3 personas

  2. Javi B. dijo:

    Qué esquivo es el amor a veces, ¿verdad? Lo mejor, como siempre, es dejar de buscarlo. Ya aparecerá cuando tenga ganas de encontrarse con uno.

    Un fuerte abrazo y muy buen texto.

    Le gusta a 2 personas

  3. Azul dijo:

    A veces pienso y sueño también..”.que feliz me haría si ése amor viniera a buscarme”. Pero si no llega? si no viene? y si no me encuentra? Que pasaría si ése amor también piensa en esperar? “No abría oportunidad de encuentro…” Creo que en el Amor no hay que descartar nada… mientras se sienta en el corazón todo es válido, buscar,esperar,encontrar, hay tiempo para todo.

    Le gusta a 1 persona

  4. etarrago y etfreixes dijo:

    Reblogueó esto en Mi cajón de sastre-e – @etarragoy comentado:
    Ay, querida amiga Paz, me quedo con ese desgarrador lamento … “Pero yo seguiré tras él con el arrebato que ese deseo produce”.
    Feliz noche

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo me quedo con:

    “Despertarse sin nada cuando crees acostarte con todo”.

    Eso sí es trágico, creer que lo tienes todo y te lo quitan, para dejarte sin nada.

    Abrazo de luz.

    Me gusta

  6. Junior dijo:

    Yo me levanto y lo que me encuentro, mucho mejor, que pensar que lo tengo todo. Me gusto mucho.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s