Un ángel entre dos instantes

IMG_7789

Hacía frío y había silencio. Brillaba una luz cerca del cielo y el motor se paró. Esa estación no estaba ahí, apareció de repente, inoportuna e inesperada. No estaba en el destino programado ni tampoco se le advirtió que no fuese camino para transitar.

Se preguntó en esos instantes, que son segundos sin fin, en todo lo que estaba quedo. Cómo amaría un corazón parado, como llegaría el próximo verano cuyos pasos ya presentía, cómo entenderían sus queridas cosas su partida, pero de momento nada veía ni escuchaba. Solo oscuridad.

Pero alguien estaba esperándole. Un ángel paciente, calmado, tranquilo, eficiente, honesto y profesional; también en esos destinos se encuentran divinidades. Un ángel que estuvo muchas horas junto a él, sin dejarle solo ni un solo momento. Sin dormir, apenas comer, atento, vigilante…dejándose si hubiese hecho falta media vida en el camino. Tal vez allí dejó algún girón de su existencia.

Y el motor arrancó de nuevo. Y él supo que la felicidad estuvo allí y desconoce por qué no estuvo también aquí, a este otro lado en donde los desencantos estrujan a veces la vida que, como su motor, se nos puede detener en un segundo.

Acerca de elcorazondelmar

Como siempre enamorada de imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Un ángel entre dos instantes

  1. Azul dijo:

    Hola Mar. Entran y tocan el alma tus palabras y provocan mucha emoción. A veces provocan silencios que son bellísimos. Tus fotos siempre hermosas.

    Le gusta a 1 persona

    • Son las penas y tristezas de mis amigos, de aquellos a los que quiero y que yo hago mías también. Siempre hago que mi foto tenga algo que ver con el texto. Es una fotografía en noche cerrada a la orilla del mar, luna llena casi escondida y sin flash. Gracias y feliz día.

      Me gusta

  2. etarrago y etfreixes dijo:

    Ese Ängel es un ser extraordinariamente vital, altruista … y enamorado. El motor arrancó y el ángel seguirá esperando.
    Puro sentir, amiga Paz.

    Le gusta a 1 persona

    • Vital, altruista y enamorado de su trabajo como nadie. Pero nadie hace las cosas para que se las agradezcan, hay que ser de determinada manera. Absurdo cambiar ya a determinada edad y creo que tú me puedes decir algo sobre ello. Es la vida de los que creemos en la honestidad, la verdad y la justicia, pero la vida es así…Metáfora o no, la realidad muchas veces supera la ficción. Feliz tarde noche ya.

      Me gusta

  3. etarrago y etfreixes dijo:

    Reblogueó esto en Mi cajón de sastre-e – @etarragoy comentado:
    Y él supo que la felicidad estuvo allí

    Me gusta

  4. Stella dijo:

    Qué hermoso escrito. Si uno pudiera tener como ladero un ángel cuando se le estruja el corazón, no se detendrían tantos motores, y sería más fácil el arranque.
    Abrazos..
    .

    Le gusta a 1 persona

  5. Interesante artículo Mar! Os invito a que te pases por mi blog, soy un economista que escribe sobre economía y actualidad, sígueme si quieres amigo! Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: Las perlas de mis Blogs seguidos – Son joyas para leer y conservar | Esas pequeñas cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s