Un día de lluvia

 

IMG_9268

Aquel día se cayó una pequeña parte del cielo. ¿En qué estaba yo pensando creyendo que todo estaba arriba? Había llovido, llovía o iba a hacerlo. No recuerdo qué y había un silencio que emanaba de su sonido. Me recuesto contra el cristal opaco de la puerta y esta se cierra.

A los pocos segundos ya siento lo que no deseo sentir y me bordea la nostalgia, sí, esa palabra que en griego significa el dolor de una vieja herida, aunque no vea de momento víctimas por ningún lado, o quizá sí.

Es un dolor de corazón  mucho más intenso que un recuerdo y que me lleva al mundo adonde no deseo regresar. Al de los sueños y motivaciones imposibles, pero en los que quiero y deseo creer.

No es solo la literatura, también es la realidad la que hace que mi inspiración derrame en este caso palabras mojadas porque soy esclava del sol, de las estrellas y también de la nostalgia, del recuerdo y a veces, muchas, de la tristeza.

Desearía no sentir el peso de esa lluvia, ni la congoja de su vacío íntimo. No hay toalla para sacudirlo. Pero dura poco. La lluvia se marchó pero me deja un cielo muy claro, azul brillante y a la vez sencillo, aunque no sea este calificativo muy apropiado para  dicho lugar. El mismo del que brotan párrafos bellamente engarzados, sencillamente sentidos y agradablemente recibidos.

Y mi verbo se vuelve a ir de paseo al cielo porque la verdad dice que el amor es su mayor deseo y eso…siendo una metáfora muy fría en los tiempos que corren, es el mayor fuego en el que podemos arder.

 

Acerca de elcorazondelmar

Como siempre enamorada de imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Un día de lluvia

  1. Un texto muy hermoso, Mar. Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

  2. SensaCion dijo:

    Hoy estamos aquí, vivos… porque a pesar de todo siempre encontramos miles de razones para volver a sonreír una y otra vez, porque tenemos un corazón que no dejara de latir… quizás pueda perder el encanto del amor… pero seguirá latiendo entregando sonrisas al mundo entero.
    Estamos aquí, escribiendo como siempre acerca de nuestros miedos, sensaciones, tristezas, sobre todo sueños… esos que llevamos dentro, porque aquí nunca se censuran nuestros sentimientos ni se oculta nuestra verdad… somos como somos y sentimos lo que sentimos…
    Aquí estamos tratando de ordenar nuestros pensamientos y buscar la mejor manera para salir airosos de estos derrumbes de sentimientos, escapando de los recuerdos tan marcados que un pasado dejo…
    Estamos aquí para recuperar nuestros sueños y nuestras ilusiones que a veces sin darnos cuenta poco a poco se pierden en el pasado ya que nos olvidamos de ellos, porque no puedo negar que la fantasía fluye en nuestro corazón y riega nuestro cuerpo de sensaciones, llegando la magia en un latir del que provocan emociones que nos empujan a seguir luchando…

    Hoy es ese día en que vamos a comenzar otra vez a que nuestro corazón vuelva a sentir sin miedo, para ver otra vez florecer
    nuestro jardin de la lluvia de sentimientos que van cayendo palabra tras palabra…

    Hoy estoy aquí… y seguiré poniendo notas en las palabras cantando con mi dulce melodía… aunque detrás de mi venga una nueva tormenta y derrame ese agua de lluvia sobre mi, la dejare entrar entre en los poros de mi piel, para que de sus semillas florezca mi dulce primavera…. donde se abre un cielo que se tiñe de ese Amor que gota a gota inunda mi corazón en un mar de sentimientos….
    Es ese fuego tan ardiente que entre sus llamas me da esa calidez que desnuda el Alma….

    No hay nostalgia peor, que añorar lo que nunca jamas existió… Bonita frase. Existimos y somos auténticamente de esa verdad tan puramente inspiradora, en donde poseemos entre nuestras manos una paleta de sentimientos y un pincel en el que dar ese toque de color a nuestras vidas…
    Pintemos la lluvia que cae sobre nosotros, con el color del Amor…

    Me gusta

    • Es cierto, somos muy desagradecidos con lo que la vida nos ha dado. Me lamento, pero no dejo de dar gracias todos los días al menos por sentirlo, imaginarlo o soñarlo. Sí, por escribirlo sin miedo, sin censura y con las palabras que expresan la verdad de lo que sentimos o que hemos deseado sentir en algún momento, que esa es otra batalla, pero no se puede retroceder. No es bueno ni justo hacerlo.

      Me quedo con cada palabra, con cada sentimiento, con cada sueño, con cada línea de tus preciosos párrafos. Esas ilusiones que no deseo que el agua arrastre jamás. Ponle la música que quieras. Cualquiera le irá bien porque sé que son de verdad.

      Yo he luchado mucho, como todos, tal vez demasiado, con ganas de tirar la toalla en ocasiones, pero estoy cansada, muy cansada y es ahora cuando queriendo recuperar literalmente los sueños perdidos que no tengo observo que la vida se me escapa de entre las manos como un puñado de arena. No es una metáfora más, y hablo por mí, es una realidad.

      Perdona mis ánimos hoy que contrastan por otra parte con unas breves líneas que he dejado más arriba a alguien para hacerle renacer la esperanza, no perdida pero sí algo extraviada. Que me perdone él también. A veces yo derrapo y mucho.

      No es que añore lo que nunca existió, es que tengo muy pocas, por no decir nulas esperanzas, de que vayan a volver paisajes coloreados. Hoy no he sido capaz de pintar y he de terminar algo que prometí. Lo inconcluso nunca es nada, ni lo que fue ni lo que será.

      Me gusta

  3. etarrago y etfreixes dijo:

    Cada párrafo es pura esencia, amiga Paz, todos apuntan al corazón de corazones.
    Me quedo, no obstante, entre otros mensajes tuyos de hoy, con uno que me guardo como si yo mismo lo hubiera escrito: “Es un dolor de corazón mucho más intenso que un recuerdo y que me lleva al mundo adonde no deseo regresar. Al de los sueños y motivaciones imposibles, pero en los que quiero y deseo creer.”
    Un abrazo muy fuerte

    Le gusta a 1 persona

    • Me has enseñado más de lo que lees y más de lo que imaginas. Y me arrancan literalmente casi el corazón cuando imagino o percibo sufrimientos, sean de la naturaleza que sean. Primero ajenos y a continuación y sin querer los propios. No lo puedo evitar. Gracias de nuevo por todo. Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s