El espejo empañado

fullsizeoutput_c79

Me levanto y aún con los ojos enmarañados me dirijo a ti.  Me miras estupefacto. Me dices que tengo ojeras y que me ves mala cara. Reacciono en segundos aunque sé que es verdad que mi aspecto a veces podría dar un susto al miedo.

Tranquilo- te digo- no hay por qué preocuparse, me suele pasar casi siempre después de una noche como muchas en donde a las 5,30 de la madrugada casi he saludado al sol y todas las cosas me seguían pareciendo nítidas.

Fijo mis ojos en ti y no pestañeo. Cesa el viento fuera y queda por un instante el vacío que siempre está aunque parezca que se mude. Continúo mirándote y te insisto para que no me digas lo que no me puedes decir porque ya lo sé y soy yo la que me reflejo en ese espejo medio empañado que me espera puntual todas las mañanas.

¿Quién está ahí? Hay un cansancio de lluvia, de viento, de nubes grises y no sería yo capaz de responderte con palabras. Ni quién soy ni adónde voy.

Te acaricio suave en la seguridad de querer verme de forma clara, pero me devuelves las mismas emociones que siento,  un alma convertida en insomnio permanente de la que está sin estar, porque el sueño que debía preceder al amanecer espera desde hace tiempo el feliz regocijo con las estrellas.

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 17 comentarios

Espejismo

img_3330

“Se oyen pasos de alguien

que no llega nunca”

Mario Benedetti.

Te hice cerrar los ojos, agudizar el oído y poner el corazón en marcha y…sentir, solo sentir.

Oí ruídos y desperté, pero el silencio no contesta jamás.

Los sueños se habían disipado por el camino.

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Amor…¿sigues viviendo ahí?

img_2502

Te lo digo porque celebrando hoy tu onomástica no sé dónde dirigirte mi carta. Ya sé que el género epistolar  está un poco en desuso y no quisiera rememorarlo con palabras apresuradas.

Aquellas cuartillas garabateadas a mano entre enamorados, las que estuvieron de moda antes de existir el amor por internet, ese que tu bien sabes ni se vive ni se siente. Cartas que ansiábamos recibir con noticias de la persona  amada, sí, de aquella que se fue o de la que no terminó de llegar.

Yo no he dejado de escribirte y hoy te lo voy a recordar al margen de que estés sin estar y de que no seas siéndolo.

Quiero pensar que sigues ahí, pero no te noto como para sacudirte abrazos. Nunca dudé de que existieras aunque es cierto que en momentos determinados saliste disparado por la ventana entendiendo las circunstancias que te llevaron a ello.

Para mí no constituye una distracción más lanzarte en estos momentos un ansioso te quiero y ¿sabes por qué?…porque te siento de verdad, pero también te digo  que si no consigo tenerte, no me obligues tú a que yo entienda por qué, siendo como eres la mejor medicina para el alma.

Te aproximas a veces con lentitud y con miedo …¿por qué? No puedo esperar mucho tiempo más para sumergirme en las aguas cálidas de unos abrazos, de unas sonrisas, de suaves caricias, de una agradable compañía, de muchas cosas más que tú representas.

No me quiero extender,  ya sabes lo que dijo o escribió Platón… “La mayor declaración de amor es la que no se hace y el hombre que siente mucho habla poco”,  y me la aplico yo en este caso Y al griego cualquiera le replica. ¡Qué sueños amor!

Hasta siempre.

Publicado en Personal, Uncategorized | Etiquetado , , , | 10 comentarios

El tiempo y las diez mil metáforas

 

img_2872-2

Sucede un tiempo tras otro y una noche tras un día y yo te diría que fueras despacio, que vas muy deprisa.

Que los espacios oníricos en donde Morfeo se recrea cada noche, cada vez son más breves y se ven salpicados de nieblas quejumbrosas que hacen más difícil mi deambular por esas  diez mil metáforas que me fabrico cada noche contigo para logra subsistir cuando la luz asome por los tejados.

El tiempo aguarda entre los árboles y no se conmueve. Ni tan siquiera en esa primavera por venir en donde soñar con flores podría ser preludio de descanso en un jardín zen.

Y yéndote  como te vas tan aprisa, cada día te quiero y te necesito más. Será que no sé llamarte o tal vez poseerte porque para quedarse nadie llegó hasta aquí. Y te escapas cual enamorado sin consuelo.

Todos nos iremos contigo, pero hemos de aprender a estar juntos. Y sucedo a tus noches y a tus días atravesando desiertos, surcando mares o cabalgando entre nubes.

Yo sé que no eres tú, que es el agujero que me dejaron las  ausencias y que juntar la vida toda no me libra de esa sola verdad incuestionable…el tiempo que se me escapa.

Supongo que podemos aceptar el muy prudente cálculo de diez mil (metáforas). Seguro que existen más de diez mil hormigas, diez mil hombres, diez mil esperanzas, temores o pesadillas en el mundo. Pero si aceptamos el número de diez mil, y si pensamos que todas las metáforas son la unión de dos cosas distintas, entonces, en caso de que tuviéramos tiempo, podríamos elaborar una casi increíble suma de metáforas posibles.” (Jorge Luis Borges)

Publicado en Personal | 8 comentarios

Casi allí

img_2555

“El miedo a la locura

no será lo que nos

obligue a arriar la bandera

de la imaginación” 

André Breton

 

Mover las palabras, tratar de crear relatos, engarzar pensamientos, armonizar sonidos, dibujar paisajes en la retina…Todo eso y yo, como si no existiera nada más. Y el reloj se para, se queda atrás, enmudece.

En ese momento el futuro no existe y puedo sospechar que estoy imaginando o tal vez soñando,  eso solo depende de mí.

Puede ser que lea demasiado o que filosofe  con los delfines con los que me topo algunas ves cuando frecuento el espigón de poniente. Sí, con ellos.

Párate, detente, echa el ancla por un momento. Ahora que ya sabes quién soy…¿Por qué no te vienes conmigo para saborear algunas de las cosas  si tú has contribuido a que yo sueñe?

La felicidad existe, yo la encuentro a veces de forma fugaz; pero no por ello menos prueba de que no es una quimera. Un relato, un verso, una música, una conversación, un silencio también, una mirada… una imagen.

Y la insatisfacción de no poderlo obtener todo también, sin dejar margen a ningún atisbo de locura. El cielo está más cerca de lo que pensamos…casi allí.

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios

El viento del otro lado

img_2346

Ha sido una noche de viento, de silbidos, de sonidos por doquier. Pudieran venir de arriba en donde jardineras, macetas y plantas  frondosas toman el sol y el aire a placer.

De vez en cuando hay otros ruidos  algo desvencijados que no me cuadran  con nada de lo que allí hay, pero pudieran provenir de otro lado. Alguien o algo que trate de moverse o de llamar la atención.

He sido siempre una soñadora con recursos y me alegro de seguir siéndolo aun cuando las derrotas  me hagan cada vez la vida menos recurrente.

Pero hay veces, como anoche, en que los sonidos son pequeños, apenas perceptibles pero a la vez claros, nítidos. Pudieran ser besos mudos o ruidosos, esos que alegran hasta las piedras y hacen reír a los grajos. Esos abrazos  y esas caricias que acompañan a una melodía susurrada. Aquellos que la imaginación desea que sea.

Todos esos ruidos que el viento aumenta me alivian. Yo no subo para averiguar qué es lo que se mueve por temor a que el silencio se transforme de nuevo en un monstruo capaz de aterrarme.

Tal vez me empeñe en estar cuerda cuando los sentimientos son fáciles aliados de los vientos desorbitados, de la lluvia como lágrimas o de los soles abrasadores.

Me gusta ese viento del otro lado, ese que se recuesta a mi lado en la almohada. Ese que evita despertarme al día siguiente con el latido cansino de los días iguales.

 

Publicado en Uncategorized | 7 comentarios

Dos que son uno solo

img_1919

Hoy a la hora del alba los cielos parecían estar más abiertos que de costumbre y las estrellas habían desaparecido inquietas. Si levitar sobre realidades y sueños me hacen escribir párrafos inconexos como estos habrá valido la pena haber partido el día y descomponer la rutina.

La magia de ese despertar vagabundea buscando dueños de amores perdidos y algunos no encontrados que pareciendo igual no lo son, pero ninguno de esos estados de mi búsqueda decide acompañarme. Y es que cuando aparecen más soledades de las previstas, duermo y despierto en dos espacios igualmente divididos que me hacen así modular desasosiegos a mi antojo.

Eso sí, diferencio entre lo que se fue y lo que deseo, dos caminos que no se reconocen como destinos unidos y que tienen algo en común, la felicidad. Realmente no sé si es por los dos o tal vez por uno solo. Me abruma a veces la tristeza y siento que a mi edad aún es posible enamorarse.  Son dos y uno solo. El amor es así de loco.

Publicado en Uncategorized | 18 comentarios

Un único regalo

img_1584

Queridos Reyes Magos:

Mi carta es muy corta pero va a buscaros y además con urgencia. Perdonadme, soy consciente de que tenéis mucho trabajo estos días.

No creo pecar  de nada  cuando dejo en blanco el párrafo de mis deseos personales. El  capítulo de mi salud no depende  de mí porque abrigarme o desnudarme y otros cuidados colaterales al fin y al cabo son de momento males menores, aunque a veces no tanto.

Os diré que no vais a tener problema con los regalos porque solo será uno e igual para todos. Sé que mi petición tiene un objetivo elevado, pero la recompensa que recibiréis os pagará con creces el milagro, pensando claro está, que como sois Magos…

Ellos, los niños destinatarios,  llevan esperando la petición de su carta desde el mismo momento en que llegaron adonde están, así que será más fácil atender sus deseos.

¡Ah! Se me olvidaba una cosa y perdonad mi machaconería, hay niños que están algo escondidos y así no serán los zapatos en el balcón los que os guíen hasta ellos. Es otra cosa que les delata…el juego del escondite.

Cuando salgan, ellos os darán las gracias y yo os abrazaré por haber dejado en mis zapatos una cosa intangible… la esperanza.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios

El viejo cuaderno

img_1585

Nació en el corazón, pasó por la cabeza y desembocó en mis ojos. Y como si cada lágrima fuera una gota salada fui rellenando un mar diferente en las horas oscuras en donde el silencio se hace voz y la angustia podría ser un muelle donde atracar el velero de mis  sueños que la imaginación mece.

El llanto de quién ve desde el muelle llegar y partir. La inestabilidad del alma próxima a los puertos. Y ese velero anclado tan solo  desea ardientemente izar velas y levar anclas.

Y correr el riesgo de atravesar temporales, y golpear emociones y fondear en islas lejanas dejadas atrás en la última travesía. Arrojar al mar mi viejo cuaderno de bitácora dejándome seducir por la felicidad de otras mareas.

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 9 comentarios

Propósitos reservados

 

img_1206

Un trozo de cuartilla arrugada me sirve a modo de borrador para anotar los propósitos a cumplir en el año que entra. Así llevo tachando los años anteriores desde hace seis, solo seis. Lo anterior está en la hemeroteca. Lo guardo entre las primeras hojas de un libro pequeño que colocado en un sitio no muy visible de la biblioteca está siempre a mi alcance en los últimos días del año.

La soledad impuesta no me ha dejado hacer planes de futuro hasta hace muy poco. El dicho repetido de aceptar las cosas que no puedeas cambiar. Podían más los recuerdos que los anhelos, el desánimo a la voluntad y la desesperanza al estímulo.

He tachado esos seis años perdidos y me dispongo a confeccionar, esta vez de forma más actual una nueva plantilla. Con celdas, columnas, colores, conceptos y un apartado pequeño para anotar una cifra de cuatro dígitos.

Las cárceles de ese papel no me servirán para albergar asesinos, corruptos, estafadores, ni tampoco la maldad, la envidia, la avaricia, la crueldad y la depravación de nuestro mundo de hoy. Habrían de ser mucho más amplias.

Aunque barajo cinco o seis filas más, no sé por qué ese número, tan solo rellenaría una…2017. El resto sea la cifra que sea me será difícil de prever. “Largo me lo fiais amigo Sancho”, me digo.

Todos vivimos época de desesperanza, de falta de proyectos, de falsedades, de engaños deliberados. Como quería clasificar actitudes y aptitudes me dispongo a utilizar colores para marcar así mejor mis metas. Verde, rojo, azul, blanco, negro, rosa, gris…. ¿Gris? Sí gris.

Mi pretensión puede ser discutible pero seguramente resultará eficaz, quiero poner a prueba mi propia voluntad no dejando al azar del olvido ninguno de mis propósitos para potenciar mis auténticas capacidades… y voy cubriendo casillas.

La esperanza para construir un mundo mejor. Poner pasión, fuerza y determinación en todas las cosas que haga aún las más nimias. Estar en paz conmigo misma para así transmitirla a los demás. Optimismo para encarar aquello a lo que no vea fácil salida.  Agradecer cada día todo lo que la vida me de. Condenar a la oscuridad más absoluta todo aquello que destape lo peor de mi, que procuraré sea mínimo.

Debo rellenar el color gris y me detengo indecisa. No he de olvidar la salud del cuerpo; correr, caminar, nadar, adelgazar. Bebo poco y no fumo. He de recordar la del alma aunque a veces se me  despiste. Ahí estará la paz, la tenacidad y por supuesto la felicidad. No todo será blanco ni tampoco negro, lucharé con todas mis fuerzas para disipar cualquier vestigio de color gris.

 

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario