La noche utópica

image

“En días inicuos, el poeta prepara días mejores.

Es el hombre de las utopías, con los pies aquí

y los ojos en otro lado”

Víctor Hugo

Hay etapas en la vida con días perversos, injustos, malévolos que parecen no terminar nunca. Andenes de paciencia tediosos y monótonos. Aludes de horas que nos sepultan de soledad, pero también un galope de noches que nos llegan una tras otra para poder refugiarnos en la utopía.

Hacemos resumen de todo lo que de día observamos porque aunque las acciones diarias a veces son más ficciones que otra cosa no dejan de estar, son reales. Grandes dosis de astucia, de maldad, insuficiencia de honestidad y bondad muchas veces junto a enormes dosis de cinismo otras.

Tú, yo y todos vamos con todo; con palabras,  con hechos y también con  silencios aunque estos últimos a mí particularmente no me gusten, dejan al alma sin capacidad  de respuesta. El corazón necesita alimentarse aunque sea de sustancias poco saludables, es bueno y necesario a veces, las que se hallan entre la verdad y la mentira. Es así de cierto.

La noche es la inacción de todo menos la imaginación y los sueños. Ella posee la sensibilidad de escucharnos sin juzgarnos. Inventemos pues lo inaccesible aunque a la mañana siguiente la utopía se nos derrumbe y tengamos que refugiarnos en la realidad más absoluta. Soñemos a ser poetas…Un pie aquí y la esperanza en otro lado.

Publicado en Uncategorized | 3 comentarios

Cuartel de verano

IMG_2013

Las palabras también andan mustias, lánguidas, asfixiadas, laxas… Llevan días que no sirven para casi nada. Solo comentarios breves y fugaces para quien está ahí contra viento y marea, sin olvidar a los que están sin estar que son los más.

De vez en cuando me repliego a ese cuartel de verano, a modo de fresquera antigua y allí me dejo caer con lo poco o mucho que tengo, que puede no ser importante, pero sí preciado; mi alma.

Allí a oscuras y en silencio medito cual filosofía zen. No me oye casi nadie, pero soy feliz por compartir ese placer con unos pocos  y conmigo. Solo abro una rendija pequeña por la que dejo pasar algo de luz, no demasiada, la suficiente y también algo de brisa, esa que se resiste.

Pasados unos días y como si no hubiese pasado nada, pero sucediendo, me enfrento de nuevo a la realidad y no cabe duda de que se cumple lo que a menudo se pregona y es que supera siempre la ficción. La vanidad a raudales, los egos por las cimas más altas y el orgullo tocando el techo del paroxismo. Y me pregunto por qué.

Pero no voy a filosofar demasiado, también dejaré la mente vacacionar concediéndole a mi entender ese bienestar pasajero de los que no vamos de vacaciones, no por no desearlo sino por creer que son otras fechas las idóneas para hacerlo. Creo que fue Sócrates el que dijo que “No se filosofa para pasar el tiempo, sino para salvar la piel y el alma”. 

Así que lo que se puede saber y lo se debe hacer también descansan aunque estén ahí. Y no sé si es mejor o no. Me parece que una forma metafórica o no de huir de la realidad puede ser útil para refugiarme en eso irreal que todos llevamos adosado; la imposibilidad de los sueños por cumplir.

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

Calma y poesía

image

Era uno como muchos días aquí, brumoso, pesado, asfixiante, descolorido, para dejarme sin fuerzas, pero fui a verle. Mientras en mi interior bullían palabras de un poeta chileno, no demasiado conocido, Jorge Teillier. El creía que la poesía debía ser, como otras muchas cosas, instrumento de lucha y liberación.

Su libro Muertes y Maravillas me recuerda, salvando las distancias, aquello por lo que el hombre pelea sabiendo muchas veces de antemano que es una batalla perdida, pero no dándose jamás por vencido.

“Ninguna poesía ha calmado el hambre o remediado una injusticia social, pero su belleza puede ayudar a sobrevivir contra todas las miserias. Yo escribía lo que me dictaba mi verdadero yo, el que trato de alcanzar en esta lucha entre mí mismo y mi poesía. Porque no importa ser buen o mal poeta, escribir buenos o malos versos, sino transformarse en poeta, superar la avería de lo cotidiano, luchar contra el universo que se deshace, no aceptar los valores que no sean poéticos, seguir escuchando el ruiseñor de Keats, que da alegría para siempre. De qué le vale escribir versos a tanto personaje resentido, encerrado en una oscuridad sin puerta de escape, que vemos deambular por el mundo literario” 

Y hoy hay quien no escribe poesías,  lo hace con la prosa que le dicta su corazón y su conciencia, buena o mala como Teillier, no sin antes luchar contra todo lo que le reconcome y malgasta el alma.

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

Una mochila y un peldaño

 

IMG_2558Dos amigos a los que admiro y quiero por motivos bien diferentes,  me inspiran el título de estas líneas a las que llevo días intentando dar forma sin conseguirlo. A veces sin que yo lo espere me asaltan párrafos espaciados que posteriormente me cuesta trabajo hilvanar, como es en esta ocasión.

Cada uno es como es y los dos  sufren por la carga pesada que cada uno lleva, de naturaleza bien diferente y por distinta causa. Yo ya malgasté mis formas físicas en paisajes hoy desechos de esfuerzo, amor propio y esperanza, pero deseo echarles una mano por creer equivocadamente que pudieran necesitarla, pero solo es a mi entender una emoción subjetiva. Perdonadme ambos.

A ninguno de los dos les tengo por estúpidos porque su inteligencia superior a la media, va más allá de la monotonía de los días vulgares, como escribía Pessoa.

Yo siempre doy por ciertas mis intuiciones y con ello me equivoco muchas veces, pero soy como soy. Se quejan y con razón de algo que les pesa. Y es que la carga siempre está donde estamos y no más allá. El cansancio duele y la lucha por aquello que deseamos también. Y en este caso son tan distintos los contenidos de cada una de ellas que ni de lejos pudieran ser comparables aunque yo lo haya hecho.

Deseo insuflar su ánimo porque ambos lo  necesitan. Están en mi camino aunque ellos no me vean, a veces no me lean y las más no me escuchen. Este mundo-e es así. Mis sueños viajan con ellos a paraísos esperanzados y aunque la carga que portan parezca ligera pesa hasta la extenuación y es tan diferente cual es  una mochila y un peldaño.

Mi corazón que es lo único que tengo para dar está con vosotros, cargado eso sí, de un enorme amor por ambos.

Publicado en Uncategorized | 11 comentarios

El encanto colateral

fullsizeoutput_a19

Parece invisible, pero no lo es al menos en el sentido literal de la expresión. No se muestra su imagen aunque se adivine por las múltiples pinceladas que él siempre muestra de ella. Rinde culto a su positivismo, a su entusiasmo, a su dedicación a él y a su infinito amor que desde hace años le encandiló con su tez morena y su sonrisa, objeto de envidia de muchos.

Y yo le entiendo a él aún sin conocerla a ella porque no me hace falta. Tiene un poeta a su lado y ellos saben mejor que nadie describir sentimientos, pasiones y sueños…sin mostrar imagen alguna.

El amor de verdad no brota por las prendas físicas ni por el cabello, está en el talento de quien entrega lo mejor de sí para siempre compartiéndolo con otra persona.

La felicidad alargada en el tiempo de una pareja, matrimonio o no, no es la proporción del alma que se entrega y la del corazón  que la recibe y que igualmente se da, es mucho más.

Y a mí que tanto me gusta el mar y al que le tengo auténtica devoción, hoy desde aquí y en nombre de todos aquellos que encuentran un ángel que les sirve de contramaestre en ese difícil bogar por la vida, te rindo mi sencillo y humilde homenaje con el título de esta bloguería. Con permiso…¡Va por ti!

Publicado en Uncategorized | 8 comentarios

Viento

IMG_3494

Esta mañana no, esta tarde no sé. Porque en días como estos se agradece, no ya la suave brisa que también, sino algo de viento aunque sea para llevarse las cenizas de este calor bochornoso y asfixiante que nos deja caer el sol con su festín de playa, de vacaciones y de vida al aire libre.

El viento ha estado presente casi todo el invierno, con sus filias y sus fobias sobre todo cuando aparece por donde el sol tiene por costumbre levantarse.

Y en su transitar también el viento se lleva muchas cosas. Es inmisericorde con mi sueño y desagradecido con las palabras. Esas que aparecen de madrugada y que él, el viento, maneja como quiere.

Y siento curiosidad por saber qué hace Eolo con lo que se lleva. ¿Lo archiva en la Nube? ¿Le abre una carpeta en el escritorio para utilizarla cuando y según convenga? Renuncio a cualquier creencia sincera.

El viento es caprichoso y nunca sabes por donde aparecerá ni tampoco por donde iniciará la huida. Hay cosas que dejó fijadas al suelo porque eran demasiado grandes para levantarlas, aquellas piedras con las que escribí su nombre en una cala solitaria. Y otras… aquellas palabras escritas de madrugada de las que ignoro el lugar adonde fueron a parar, pero que deseo el viento las recupere, me las traiga de nuevo y por supuesto las haga realidad.

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

Un ángel en el pasillo

IMG_6512

Allí no hay una carretera al uso, ni señales, ni código de tráfico, sí una carrera cuando es necesario. Un camino algo enmarañado, complicado, con vueltas y revueltas, pero gozoso y de júbilo interior para todos aquellos que velan porque el tránsito por ese trayecto sea lo más breve posible, sin prisa pero sin pausa y por supuesto con la prudencia y la eficacia que se requieren.

Llevo algún tiempo transitando por ese atajo en mi vida y considero que hay que detenerse un instante en nuestra impaciencia, en nuestra celeridad continua y aparcar las prisas que nos consume el tiempo, ese que cuando menos te lo esperas se detiene para darte donde más te duele.

Y hace unos días un ángel se me apareció en ese pasillo. No venía de muy lejos pues su vestimenta aún indicaba su estancia en espacios celestes. Salió algo aturdida, pero con una sonrisa capaz de motivar a cualquier incrédulo.

Observar en medio de aplausos aparecer de nuevo la vida a los 4 años a través de ese pasillo que no solo conduce a lágrimas y desconsuelo, sino a una esperanza de momento menos dolorosa , eso sí es vivir, eso sí es amar.

 

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

¿Talar palmeras?

fullsizeoutput_994

Recuerdo aquella reciente madrugada de marzo en la que la vida me distrajo para hacer coexistir la esperanza con los sueños insomnes. ¿Cuál era el plan? Estaba bien descrito, pormenorizado y sincero. Deseo creerlo así.

No he querido talar palmeras que son las que a veces me entorpecen la vista de ese horizonte infinito que siempre tengo enfrente por si un error de ubicación me hubiese equivocado el lugar. No.

Y decidí seguir con lo que tengo alrededor, belleza y vida sin duda, pero con restos de naufragios de los que salí indemne aunque haya quien diga que con ese material, débil, frágil, casi efímero y bastante sensible se puedan aun construir grandes paquebotes.

El mundo real difiere y mucho de aquello que creemos haber visto sin ver, de lo que hemos oído sin escuchar y de esas miradas serenas, limpias y sinceras de unos ojos a los que no han permitido encandilar a nadie…de nuevo.

 

Publicado en Uncategorized | 9 comentarios

Una piedra en el camino

fullsizeoutput_947

Ella me vio aparecer por el pasillo y se abrazó a mí como el que ve un oasis en mitad del desierto de la desgracia inesperada. No me conocía de nada y solo llevaba unas pocas horas allí. Lloraba desconsolada, con esa lágrimas de impotencia incontenida que se derraman cuando ves como en segundos el mundo se derrumba a tus pies. Cuando esa enorme piedra cae en medio del camino y te obstruye el paso de ese tránsito que transcurría apacible y normal hasta ese momento.

El tiempo pasa y parece no decirnos nada hasta que se deja sentir con un solo gesto. Y es su presencia la que nos hace preguntarnos esa interrogante despiadada del por qué me ha tocado a mí.

Solo me fundí con ella en ese abrazo mudo, tal vez de minutos, que no traduce nada, pero que lo dice todo porque la manera más sutil de demandar consuelo y compañía casi siempre es sin palabras.

Todo lo que yo pudiera decirle estaba de más en esas esferas en las que los dioses habitan cuando alguien les solicita alivio. Balbuceos ininteligibles que quise comprender cuando tan solo pude entender dos palabras… ¿Por qué?

Pasados los primeros angustiosos minutos y en una acogida cálida por su parte, fue capaz de legitimar con detalle, pero sin aspavientos, su tristeza, su desesperación, su temor, pero en ningún momento rabia alguna. Se definió sola, ella y el que unos metros más allá estaba postrado en una cama, su hijo.

La tarde palideció con unas sonrisas tímidas, pero llenas de esperanza por su parte, ánimo por la nuestra y distracción de esos otros que tienen la virtud de hacer con experimentos sencillos una ciencia divertida para niños.

El ser humano es caedizo, efímero y dispuesto siempre a levantar las piedras más grandes que se interpongan en su camino. Esa fuerza que derriba montañas y que atraviesa océanos. Capaz de todo eso y más porque el amor de madre no conoce obstáculos y en su naturaleza de altruista y generoso es el más sagrado de los vínculos.

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

Los gritos y las dudas

image

Los pocos y buenos amigos que aún me quedan aunque no estén, se pasean de noche por mis sueños ligeros en una sensación de búsqueda acogedora que me gusta. Unas veces para desahogar ese corazón humano que se desborda cuando está angustiado, fatigado,  perseguido, preocupado…y otras con halagos por medio de palabras amables y  promesas sin importancia  que pueden caer en el olvido despistado, pero me agrada que me busquen y yo estaré ahí siempre.

Para mí, nada vale más como el alivio y el consuelo de un alma que grita y sufre aunque sea a las tantas de la madrugada. Y pienso que lo real se halla siempre más distante que esas estrellas que recuento por las noches, pero la felicidad tiene múltiples vericuetos para manifestarse.

Más tarde cuando descubro ya que la luz me ata al día, observo que el horizonte está donde estaba y que la felicidad, esa que nos confunde en creer que durará para siempre no es más que un agujero más en el vacío de mis noches, pero no pasa nada. La realidad se hace sitio y los objetos que creí haber encontrado para sofocar gritos y tratar de calmar dudas podrían ser  algo más  que trozos de sueños fusionados con sentimientos y esos, como alguien escribió hace poco, solo hace falta unirlos, recomponerlos y volver a vivir, que es lo que importa.

Me enseñaron a confiar, a calmar gritos desesperados, a escuchar a aquellos que desean ser oídos aunque no siempre consiga el resultado esperado. Y no tengo por más que recordar de nuevo a mi querido M. Alcántara…”Dudar es el principio de todo trayecto hacia la sabiduría”. Todos hemos deseado ser alguna vez sabios

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios