Un beso en el espejo

He escuchado esta noche tus susurros. Esos deseos prohibidos que gritan, que duelen y que de alguna manera desean hacerse visibles. Oleadas de cariño escondidas bajo tus palabras, esas que para mí al menos, titilan como estrellas.

Fluir de ríos entre angostos cauces, sentires de amor que me dejas y que yo comparo con esas mariposas atrapadas en el cristal de una ventana, ansiosas por volar hacia el cielo del otro lado.

Reconfortas mi corazón en esa ausencia donde nuestro amor está, si es que alguna vez hicimos parada en algún sitio.

Déjame quererte sin que te angustie nada y si ha de serlo que sea mío porque las palabras seguirán revolviéndose en horas perdidas y solo me importa tu felicidad.

No me dejes a solas con el espejo porque solo me devuelve arrugas, soledad y tropiezos, él no tiene nada que decirme, pero tú aún sí, o eso espero.

Voy a seguir amándote con locura, nacer y desvanecerme en cada mirada, en cada abrazo, en cada caricia, en cada palabra también.

El amor sigue valiendo toda una vida, aunque a veces solo sea una página vacía, un beso dejado en el espejo y un insomnio lleno de ellos.

Publicado en Uncategorized | 32 comentarios

El libro, ese mágico lugar

Algún día despertaremos y muy posiblemente no estaremos aquí. Cuando nuestra realidad no sea la que es, el sueño que nos tiene adormecidos se habrá disipado destruyendo los castillos de la poesía, de la prosa, de las horas y letras perdidas en ese tiempo en que anduvimos a tientas por las cosas.

Dos corazones, que andaban hipnotizados bajo el sueño de ese amor como ninguno, recordarán lo que les hizo vivir sobreviviendo.

Pero no importa amor mío, el corazón pudo aguantarlo todo, traspasó la frontera de las palabras, imaginó que estaba más allá de ellas, fue protagonista de esa sublimación que es estar al otro lado de lo imposible dentro de la utopía, siendo solo lo que fue y sigue siendo…amor, esa herida en el alma sin cura posible.

Mas encontrados en esa existencia, juntas ya la tuya y la mía, encontraremos la razón que nos hizo vivir, qué importan ya los vacíos, las ausencias, las huellas de lo que dejamos, esa conexión que regurgitaba cada día haciéndonos creer que éramos únicos y que algún día estaríamos donde ahora, sin insomnios perversos y sin ilusiones a la mitad. Qué ha de importarnos ya. Solo seremos nuestro libro.

Pero aún respiramos ese aire de primavera fría, de noches solitarias, de sueños reverdecidos en palabras que van y vienen a través de las nubes, gritando a través del cielo nuestro desnortado deseo, el de amarnos para siempre.

Seguiremos contando horas, envidiando al sol y la lluvia porque la felicidad solo son cuatro letras que pueden escribir el mejor libro.

Publicado en Uncategorized | 20 comentarios

Después de la tormenta

Déjame que repose en ti, corazón de poeta.

Si mi tiempo te encontró destrozado, muerde mi alma en esa inspiración que hace renacer versos gastados y melancolías de amores perdidos.

Aún pueden las sombras grises del insomnio avivar esas sacudidas naranjas del amanecer.

Deseo que hagas reposar tu corazón de náufrago en el asilo siempre loco de las gaviotas.

Si has sido capaz de recoger mi alma bajo la sombra de las palabras, también habrá un lugar para que un día las sílabas no sean solo troncos de tormenta en el refugio de una playa olvidada.

Nos aplasta el tiempo, las horas, esos segundos que se desploman sin poderlos evitar. Y el amor nos subleva revolviendo la sombra ingobernable del sentimiento.

Eres ese amor que es más existencia que olvido, perdóname, paradoja de aquellos que son agoreros de su valor efímero.

Deja que los almendros no sean solo flor y perfume de un amor perdido, sino reguero en primavera de una poesía hecha vida.

Publicado en Uncategorized | 33 comentarios

Primavera en sepia

Pareciese que el cielo se había mudado junto a la arena del oasis. Junto al palmeral que a la vista pudiera ser el paraíso. Pero no, era cada cosa en su lugar solo que con el arco iris trastocado. El cielo sepia y el mar en color azul desangelado.

Ambos estábamos ahí, pero sin vernos ni tocarnos. No podíamos, pero teníamos prisa, esa vehemencia de arder cual volcán en deseos de besarse y abrazarse como si a ambos nos faltara la vida para engullirla de un bocado y bebernos el postre a sorbos lentos después.

Chillar, como el viento hace cuando se cuela por entre las ramas secas de un árbol al que le falta la vida, esa que se quema lentamente en unos cuerpos que solo desean estar juntos y sucederse en un amor fuera de tiempo.

Pero tú a todas horas, en un tiempo corto y efímero, devenido en ese nuestro encuentro parapetado en la melancolía y la soledad. Tú, sueño de versos y palabras que has conmocionado mi mundo para siempre en ese ahora que es más después que nunca.

Como muchos, como demasiados a los que el cielo acoge cuando de él no bajan estrellas sino amarillentos fogonazos de desolación y angustia. No, no es una mala noche como la nuestra, es otra cosa muy distinta, esa que hace de la sinrazón motivos para explicar lo inexplicable.

A lo mejor la primavera era esto…y no lo sabíamos.

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios

Congelar un instante

Un instante de eternidad, uno tan solo, que se vaya derritiendo poco a poco.

Uno, como ese amor que deseo hacer eterno cuando te escribo o te abrazo, demasiadas partículas de ausencia que dejan mi mundo más mudo y congelado de lo que ya está.

Regálamelo, aunque juguemos a perderlo. La sonrisa se rinde a veces cuando de tanto esperar se vuelve hielo, agua y viento.

Porque parecería que todos los amaneceres fuesen estáticos y fríos, pero no, son solo tú, transcurriendo silenciosos hasta el crepúsculo cuando este deja ver en el cielo despejado la estrella que me une a ti y que yo trato de no apagar cada noche cuando te pienso y te deseo.

Derrite ese momento que tu poesía escribe y derrámalo palabra a palabra en gotas pequeñas y lentas que resbalen sobre mí a modo de escarcha enamorada y que solo nuestro fuego consiga descongelar, esa poesía de párrafos de amor que no la llena ningún mar, ni el cielo, ni nadie.

Podrás acelerarlo, quizás ralentizarlo, incluso obviarlo en el peor de los casos, pero no podrás rebobinar lo que el tiempo nos haga sentir en ese instante congelado.

Publicado en Uncategorized | 17 comentarios

¿Para qué?

Mañana despertaré una vez más abandonándome al fluir del tiempo, con un trozo más de vida en las manos, después de una noche entre selvática y primitiva porque así es el descanso de mi existencia. Hay noches en las que nos deberíamos preguntar si merece la pena seguir soñando o vivir un día infinito, como ese amor que no nos deja ni siquiera ensayar una cabezada.

Escribir puede ser un sueño que nos arrastre al olvido o una odisea que nos lleve al paraíso, ese que los poetas siempre proyectan en sus versos. Mas no hay otro edén que aquel que el corazón imagina, siente y proyecta sobre sí mismo.

Sé que tus versos llevan vida, experiencias, dificultades, sueños, aunque pocos y un montón de cansancio existencial y cicatrices que aún hoy están abiertas. Tú no sabes que yo lo sé, pero tus palabras dicen más que aquello que omites

Pero el amor también puede aplacar al destino, aunque tú te niegues como sistema a ello. La vida se construye sobre ruinas de desaliento y tristeza, una escombrera que se llena con facilidad.

Porque yo no te quiero solo para sueños. Yo te quiero para que limpies mis noches de alimañas. Yo te quiero para que calientes mis sueños fríos. Yo te quiero para que construyamos otra vida sobre ruinas de desaliento y tristezas.  Yo te quiero para bebernos el cielo y un rincón de lo de aquí a sorbos lentos… ¿Para qué si no te querría yo? Para que sigas siendo quien eres y por qué.

Publicado en Uncategorized | 26 comentarios

Hablemos de amor… un día cualquiera

Me tienes aquí. Un día más con el poder de nuestro amor, ahora y siempre.

Franquea la puerta de la eternidad que nos sostiene. Siente ese placer mudo, solitario y egoísta que endulza la ausencia más terrible, la que nuestras almas viven cuando solo y únicamente necesitan amarse y estar juntas.

Siéntate a mi lado. Quédate junto a mí, roza la ropa que me cubre porque a través de ella me llega el fuego de tu piel. Retira suavemente el pelo de mi cara y bésame.

 Desnuda tu alma. Escribe ese sentido poema que solo rima con mis impetuosas palabras.

Ven junto a mi… ¡qué encontronazo de almas! Ese amor que no se parece a ninguno y que por ser tan grande lo hace distinto a todos los demás.

 Quédate conmigo y hagamos el instante interminable, aunque sea todo tan fugaz, tan efímero, tan breve…

Observa mis párpados que solo tiemblan por ti. Rescata mi mirada perdida en el océano de tus pensamientos. No escucharás jamás palabras iguales porque nunca amé a nadie así.

Abrázame en ese placer de dos cuerpos unidos, ese temblor que atraviesa la piel y el esqueleto enamorado y que se hace sensación sublime.

Repasemos juntos la aventura de la vida, la improbable tuya conmigo. No, no es nuestro amor una metáfora poética. Es algo más que un sentimiento anclado en palabras bonitas.

Aquí estamos tu y yo. Háblame de amor, amémonos hoy y un día cualquiera, aunque solo nos dejen ser lo que somos.

Publicado en Uncategorized | 27 comentarios

Albores de una primavera imperfecta

Hace daño el silencio. Está agazapado bajo un cielo azul desdibujado y algo brumoso que preconiza una noche triste, invernal y fría. El viento hoy escondido, deja estática y sin interés a una desganada mañana de domingo. Las cotorras chillan inquietas balanceándose sobre el ciprés erguido al otro lado de la calle. Mientras, un par de tórtolas se hacen compañía y unas gaviotas despistadas graznan huyendo quizás de algún temporal que las acosa.

Diminutas hojas verdes aparecen ante mis ojos en una señal inequívoca de que la primavera anda ya a medio camino de deleitar nuestros ojos.

Mañana…en días que vendrán más pronto que tarde, será primavera. Pero yo no quiero esperar al cielo porque este posiblemente no venga a mí, me apropio de cada hora, de cada instante para vivir. Pero… ¿Qué significa vivir?

Ese pasar los días a veces deja de ser lo que es para no ser nada o poco. Ahora menos que nunca porque todo parece haberse detenido como ese frío tibio que cada día, mezclado con la brisa, me llega desde el mar, ese que sigue estando ahí, otrora iluminado y ahora triste. No le veo, no oigo sus olas, tampoco le fotografío, solo lo tengo en mi retina para saber que pensándolo y pensándote, la felicidad existe.

Pero quiero y deseo pensar que frente a esos colores desmayados de lo que nos rodea surgirá una nueva primavera. Señales difusas que me mantienen en esa dimensión de no saber ni adonde, ni cuando, ni para qué, pero sí con quien desearía volver extraordinaria la cotidianeidad de esos días infinitos en donde la primavera vuelva a explosionar… como en tiempos no demasiado lejanos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Sobrevolando utopías

Nunca te fuiste del todo. Es más, has estado más que nunca. Y nos hemos dicho lo que el alma guarda para su eternidad, aunque en el lenguaje del amor todo puede ser breve e interminable a la vez.

Sí, somos una estrofa unida a un poema que yo guardaré siempre allí donde nada se empolva porque lo disfrutas y lo deleitas cada día, cada hora, cada segundo.

Te sigo queriendo como un día me pediste que lo hiciera, aunque no sé si de forma acertada, o quizá torpe, pero solo he sido yo.

Me has hecho sentir viva aún estando zarandeada por vientos huracanados, temporales que aún arrecian y nieblas que tardaron varios días en disiparse, pero seguimos aquí. Motas de nada, como también me escribiste hace tiempo y vendaval de ilusiones que desearía conservar mientras me dejes.

Tus versos han dormido y amanecido conmigo, me siguen seduciendo. La felicidad está por encima del amor y se me ha tornado eterna cada día.

Abre tus brazos y recoge mis palabras. No hay distancias entre tus estrofas y mis desvelos. No te conocí para hacerte desaparecer, solo para fundirme contigo en esta o en la otra inmensidad. Tal vez es el futuro invisible, ese al que ni tu ni yo vamos a renunciar.

Quiero que me inundes de abrazos y besos…porque nunca serán suficientes.

Hagamos volar la magia sobre la utopía, juguemos a equivocarnos, tal vez aterricemos en ese paraíso en el que se embarca a cada instante el sentimiento.

Publicado en Uncategorized | 26 comentarios

Propósito…vivir, solo vivir

Se nos va y nosotros con él.

Tú y yo iremos en busca del siguiente o de los que haga falta, aunque no sea el veintidós ni se llame año…para el amor el tiempo no existe.

Lo que sentimos no caduca.

Está ahí desde hace ya, cuando ni siquiera lo esperábamos y lo será mejor aún a partir de, cuando deseemos que no se marche jamás.

Empaqueta tu poesía y ven a buscarme, yo le pondré el papel de mis sueños que habré sellado en un beso con el borde de mis labios.

Con este equipaje y tú…hasta el infinito y más allá.

¡¡ FELIZ 2022 !!

Publicado en Uncategorized | 39 comentarios