Seguir estando

imageComo dijo el poeta… “Dímelo si sabes, dímelo si puedes”, de qué suerte unas simples palabras pueden convertirse de orugas en mariposas.

Dímelo aunque no lo escribas porque mis locas sacudidas volverán las teclas de revés y lo que pudieras decir tal vez lo intuya o yo lo imagine en esos sueños diurnos en que mi vida a veces está.

Ya no tenemos tiempo, no tenemos casi nada así que debemos cuidar lo poco que nos queda. Al otro lado es posible que haya vida, que exista felicidad, que aún conmuevan sentimientos; nosotros vamos muriendo un poco cada día en este.

Mira estas líneas que en desconcierto y atropelladas en este momento me salen, aunque su esencia no siempre conseguida, sea en poco decir mucho, pero eso tú ya lo sabes.

Yo sigo estando en las distancias cortas como esta y en las largas también.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

El cielo no es de hormigón

image.jpeg

Simplemente paseaba. Era un hermoso día para respirar aire limpio. El suelo parecía crujir a cada una de mis pisadas. No había ido nunca por aquel paraje, pero a tenor de lo que me habían contado era aún más bello de lo imaginado.

Seguí avanzando con cautela porque el camino seguía siendo dificultoso, a pesar de haber tomado un atajo recomendado por sus buenas condiciones de asfaltado. En el camino me pude encontrar con gente que creí reconocer, pero sin ponerle nombre ni cara.

Creí entrever que a todos nos sucedía lo mismo. Se nos hacía difícil andar con cierta rapidez. O nos pesaban los pies o era la naturaleza del piso por donde circulábamos.

Me dispuse a averiguarlo, cuando al final del último bosque frondoso de nubes descubrí una señal de tráfico en donde pude leer algo así como…Circulen con precaución, el cielo no es de hormigón.

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

La tozuda ortografía

image

No son las Perseidas de estos días, son los signos de puntuación que yo considero como estrellas cuando las palabras enamoran. Con algunos yo deseo hacer mi ortografía particular en una gramática más o menos correcta.

La exclamación, la alegría por el reencuentro, por la emoción. La interrogación siempre esa duda. El descanso, ese ansiado y merecido descanso, un inciso entre paréntesis que aunque haya que cerrarlo para que tenga sentido, en ocasiones yo desearía hacer muy largo y plácido.

Entre comillas ya encierro y archivo muchas cosas, tal vez demasiadas y los puntos suspensivos que siendo solo tres se me hacen a veces largos, muy largos,  en esos días en que algo o alguien no aparece o está perdido.

Y yo que no sé cómo hacer para escribir el siguiente párrafo, cada día más difícil, detrás de mí punto y aparte.

Publicado en Uncategorized | 17 comentarios

Atisbo de realidad

image

Dicen que no se puede crear nada sin un atisbo de realidad. Y aunque yo quisiera quedar bien, tampoco me saldría un relato más o menos correcto porque el corazón manda y mucho.

Se dice que se vive con los sentimientos, pero se muere sin ellos. Forman parte de la vida, probablemente no de la vida de muchos.

Un héroe romano decía que nunca se está más acompañado que cuando se va solo y que nunca se habla más que cuando se calla o se escribe poco.

Yo voy sola y hablo poco, pero las palabras también se enamoran, sienten y sufren. Y detrás alguien que nunca imaginó que por estos universos pudiesen existir sentimientos, emociones, tristezas y alegrías que, geográficamente, están lejos, muy lejos.

Y a veces, como decía Séneca, la filosofía, que yo denominaría aquí y ahora con el calificativo de 2.0, también es necesaria para la felicidad.

Publicado en Uncategorized | 21 comentarios

Al sur de las estrellas

image

Imagen de la Red

Dicen que van a llover estrellas. Cuentan los que de esto saben que son generosas en deseos imposibles. Yo, que me paseo muchas noches debajo de ellas no debo entender su mensaje porque me tienen algo olvidada.

En mi enfado por esa actitud tan desafiante que tienen conmigo, yo me alío con ellas y me las bajo a mi terreno. Vienen a hacerme creer que el mundo es mas extenso de lo que tenemos delante. Cuando reclino mi cabeza sobre el respaldo de la silla, me golpea el cielo y me dejo acariciar por ellas, pero sus abrazos no son más que eso, ligeros toqueteos en mis noches troceadas.

Ellas desean hacerse entender de la única forma que pueden; llorando sobre las esperanzas y anhelos de quien cree que la vida es algo más que los recuerdos puntuales de unos dioses negligentes.

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios

¿Dónde están los que decían ser?

image

Más allá de las curvas que hay a la vuelta de la esquina, creía pensar que seguían existiendo destinos añorados, destinatarios queridos e imágenes recordadas, sin importar el lugar ni las circunstancias en que yo estuviese.

Miro el mar y sigue siendo el mismo. Oteo el paisaje y nada está ni cambiado ni escondido porque todo sigue ahí.

Entonces…¿Por qué aquellos que tan bien conocían el lugar se habían olvidado de situarlo en los mapas? Solo le encuentro una explicación; que sin darse cuenta, hubiesen olvidado el verdadero sentido de la amistad, el amor sin intereses y el aprecio sin precio, entre otras cosas. Los arcenes suelen estar llenos de objetos perdidos o despreciados.

Es posible que esté contando cuentos o que no haya sabido medir distancias no siendo cartógrafa. Es muy posible.

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios

Yo también me inspiro en Faulkner

imageSin amor, sin honor y sin orgullo,

sin emoción y sin complicidad

la poesía no tiene sentido. 

El deber del poeta es escribir

sobre la compasión, la fortaleza

y la debilidad, sobre el espíritu

de sacrificio (que redime al mundo),

la piedad, el coraje, el heroísmo. 

Y su voz no ha de ser solamente memoria,

sino también  columna en que se asiente

la condición humana, fundamento

       que alivie su temor al vacío, mitigue

su angustia y vierta luces

en su noche perpetua. 

L.A. de Cuenca “Inspirado en Faulkner”

De su libro ” Cuaderno de vacaciones”

Casi todos los días volverán a ser grises, a pesar del estío, del sol ardiente y del bullicio de alrededor. No se va lo que siempre permanece. Estás todavía como ese aleteo suave y persistente que susurra en mis oídos  aunque no digas nada.

Espero que mis palabras, aparte de enganchar, enamorar, atrapar, susurrar y  cortejar, también consuelen.

Deseo aliviar tu temor, mitigar tu angustia y que la vida, tu vida, a pesar de sus vicisitudes tenga algún sentido para ti.

Yo también me inspiro en Faulkner.

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | 4 comentarios

Un corazón cansado

 

image

Está cansado, muy cansado. Lleva ya algunos años en la línea de fuego y en ese lugar es muy fácil quemarse. La guerra de trincheras ya no existe. Ahora se va a calzón quitado. Será por eso que él sufre en exceso, a veces por lo más nimio.

No padece enfermedad incurable alguna, por suerte ni siquiera la coronaria. Le exijo por lo menos que si bien necesita sanarse, no produzca al menos dolor. Él desea seguir dando amor y no solo palabras, pero a veces no le dejan.

Busca refugio en donde mitigar su cansancio y eso le ha hecho trasladarse de un lugar a otro para no encontrarse tan perdido, aunque a veces quiero pensar que no se va, que sólo se toma su tiempo.

 

Publicado en Uncategorized | 13 comentarios

Las gafas retro y el sombrero panameño

image


 

Y detrás de ese atuendo tú. Con traje de descanso, la amistad del brazo y la utopía como sueño. Pero llevas algo más contigo, tu propia felicidad, esa que todos buscamos sin saber que ya la traemos puesta.

Así que es inútil que la saborees porque el problema no está en ti sino en los demás. No conseguir descubrirla y entre ambos disfrutarla.

El paseo tal vez haya sido largo, algo cansado y con una realidad visual como para soltar lastre, pero seguro que habrá merecido la pena.

Las confesiones bajo la abrasadora canícula tienen la ventaja de que teniéndolas que resguardar del sol para evitar que se derritan, al llegar a casa se analizan con algo más de frialdad. Sin gafas y sin sombrero.

Publicado en Uncategorized | 14 comentarios

Un momento cualquiera

Hace rato que el sol se ha hundido tras el horizonte. La brizna de brisa que el mar ha dejado parapetada en la orilla se ha quedado conmigo. Así ha sido más fácil remover los pensamientos que dejarlos en total quietud.

Yo voy a fenecer cada tarde a esa playa, allí el agua arrastra todos los sueños perdidos. Y mientras el barco diario se va un día más tras la línea del horizonte y en un diálogo sordo de querer pensar en otra cosa, he cavado con mis pies un hoyo en la arena y he enterrado un trozo más de mi vida.

No llevaba teléfono e iba hablando sola. Algunas personas me han mirado extrañadas. Yo soy de poca gente. Tal vez he tenido un diálogo con mi otro yo. Conecto muy bien con él. Sólo he buceado en la profundidad de mi alma. La vida es un momento cualquiera.

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios