Sentidos

¿Cómo leerte sin estremecerme?

¿Cómo refrenar mis cinco sentidos si todos ellos son total y absolutamente tuyos?

¿Cómo calmar mi deseo de lanzarme a esa vorágine de sueños que eres y hacerla, aunque sea solo por unos instantes un paraíso donde tú y yo nos aislemos del mundo, donde existamos para consuelo de dos en un solo amor que únicamente sabe de entrega, de sacrificio, de no saber qué es cuando lo es todo?

¿Cómo resistirme a no besarte si ya sin sumergirme en tus labios puedo imaginar lo que me voy a encontrar en su interior, pensando entonces que el mar no es tan grande, ni el sol abrasa tanto?

¿Cómo puedo sostenerme creyendo que la tierra no es solo la que sabe de seísmos, cuando tus piernas y las mías tiemblan al más mínimo roce de ambas?

¿Como mirarte sin que se agolpen gotas de lluvia en mis ojos que desbordan todos mis sentidos hasta hacerlos casi inútiles, ciegos y para nada razonables?

¿Cómo sujetar un corazón desbocado cuando rompe barreras a cada instante y no hace caso de nada ni de nadie?

¿Cómo puedo, amor mío, vivir si ya estoy muerta en vida, sin ser nada tuyo porque ya lo era antes de conocerte?

¿Cómo no extasiarme en tus ojos cuando me miras, si ya ellos riman con tus palabras y tus versos al ritmo de ese corazón que los escribe?

¿Cómo recomponerme a cada instante si ya el anterior me ha hecho trizas?

¿Cómo puedo saber si solo hablo por mi o estas letras son el sustituto de acariciar, de besar, de abrazar y es lo que hago sin ti?

Deja intactas mis noches de insomnio porque es lo único mío que poseo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

¿A dónde vas poeta?

¿Hacia dónde lleva Eolo tus versos?

Algunas veces soporto estar confundida por donde tus rimas transitan. Sé que solo esquivan rachas de desánimo melancólico.

Quizá conozca que fue lo que te atrajo de esa alineación de palabras para construir espacios bellos y fotografiarte en ellos, o tal vez sea, que lo será, esa esencia tuya de sentirte vivo y reconocer que las tristezas y el desamor también se derriten con el sol y la luz de la poesía.

Gastamos el corazón en palabras cuando ya alguien con anterioridad desea considerarlo versátil a su antojo. Y tú mi querido poeta renaciste para una musa que te inspira, que te hace respirar y que a buen seguro te ama, haciéndole ver los colores de tu corazón y la grandeza de tu alma.

Ella no sabe construir poesía, pero derrama estrofas de amor como castillos para que tú las recojas sin desperdiciar una sola, se las envíes alentando en cada rima un amor como no hayas conocido jamás.

Felicidades poeta, hoy y siempre.

Publicado en Uncategorized | 25 comentarios

Un perfume intenso

Ven con esa tierna dulzura con la que yo te sueño.

Ven que te voy a regalar la noche.

Ven, solo estaremos en ese momento que existe. Aviva mi alma para que a fuego lento comience la hoguera donde tu amor y el mío no sean ya nunca más un vacío. Ven.

En horas adversas y tiempos discontinuos solo deseo regalarte un amanecer inolvidable.

¿Qué te digo que no te haya escrito ya? ¿Qué te susurro que mi mirada ya no te haya llorado? ¿Qué?

Voy a darte mucho sin que cargues con nada. Sin que te reproches más el pasado porque solo fuiste lo que eres y yo no te estaría escribiendo. Que no te duela quererme, el silencio solo te hará más daño y yo solo deseo hacerte feliz.

Llévate mis manos, sostendrán las tuyas.

Llévate mis ojos, velarán por ti.

Llévate mis brazos, no te dejarán caer.

Llévate la sombra de mi cuerpo, arropará el tuyo cuando la luna esté opaca.

Llévate, eso sí, mi corazón porque es lo único que tengo y ya te lo entregué antes de que existieras.

¿Que después de esto no nos queda nada? Queda todo, el perfume de lo que sentimos aquí o más allá no se diluye porque ruede por nuestro rostro. Mi amor, nuestro amor es así de intenso.

Te quiero

Publicado en Uncategorized | 49 comentarios

Un frío anochecer

De una forma sutil has vapuleado mi letargo de inspiración y me has traído hasta el teclado en una noche fría, casi helada y siempre, siempre emocional. Porque tratándose de escribirte lo hago sin vacilar. Te solicitaría un poema cada cinco minutos entre ese contar de estrellas tras las nubes como una novata que no sabe redactar la más mínima frase, pero no debo y solo riño al corazón para que se contenga en un ejercicio de malabarismo imposible.

Sé que tus ojos brillan cuando te guardas todas las palabras que quieres gritar. Que nadie lograría entendernos, pero a veces necesitamos practicar para aterrizar en el mundo sordo y silencioso de dos que se quieren y no pueden demostrárselo, aunque sepan que lo sienten sin podérselo explicar.

Que no nos hablen de ternura a quienes amamos en secreto, ni de distancia y menos de ausencia. De vaciar la mente de todo tú y aprender a llenarla con aquellas cosas que suman y solo están huérfanas…las palabras, la música, los libros, las imágenes, los recuerdos.

Sigue lloviendo y hace frío. Yo continúo recordándote y sé que el dolor es mutuo. Alguien hace un tiempo escribió por aquí que tenemos la enorme suerte de tenernos, es verdad, y eso ahuyenta, aunque sea solo una vaga y remota posibilidad, el fantasma de la espera.

Publicado en Uncategorized | 34 comentarios

2020 ese año frágil

Dentro de unas horas dejarás de ser, pero tú y yo tendremos la enorme suerte de estar, seguir y contarlo Te vas otra vez, ha habido muchos, demasiados, que te han despedido antes de tiempo y eso es difícil de hacértelo olvidar.

Ahora tú no estás conmigo y yo estoy con muy poco, pero suficiente. No necesitamos más. La felicidad ha quedado ensombrecida por la desazón, el desconsuelo, la pérdida, la pesadumbre, la soledad, el dolor y tú… 2020 nos has asolado con mucho.

La noche estará silenciosa y fría, pero con calor en aquellos lugares donde muchos se aman, donde no hay distancias para los afectos. Volveremos loca a esa luna que dentro de horas iluminará el corazón y el alma de los que la contemplamos aquí abajo.

Nos miraremos de frente y ese será el mejor brindis que jamás hayamos hecho porque solo se necesita de esperanza en la vida y una gran dosis de fe en ese 2021 en donde trataremos de enmendar todos los errores cometidos que nos han servido por otro lado para conocer la grandiosidad de nuestra existencia.

Ante nosotros tenemos el mejor regalo, la capacidad de ser felices extendiendo esa alegría a los demás, esa mercancía frágil que no viene en envase alguno, pero sí que lleva una etiqueta invisible que indica la posición a mantener, una flecha que apunta en todas direcciones.

Ese es mi mejor deseo para todos… ¡¡¡ Feliz Año Nuevo!!!

Publicado en Uncategorized | 43 comentarios

La luz de Belén

Y Belén… ¿Dónde está? ¿Por dónde cae? ¿Lejos? ¿Cerca? Da igual. Nos lo estamos

preguntado ya desde hace meses, demasiados ya. ¿Por dónde llegar a ese amor, a esa

prosperidad, a esos sueños perdidos, a esa felicidad ansiada? La luz de Belén, esa que

cada año recrea el misterio de la Navidad está en cualquier lugar, puede que incluso a

nuestro lado y no la hemos sabido ver.

El mundo en general se encuentra en esa encrucijada de no saber adónde va, de

hacerse millones de preguntas desgarradoras que parecen no tener respuesta. Quiero y

deseo tener la esperanza de que esa luz de Belén nos va a responder y sobre todo a

iluminar para encontrar el camino de esa Paz y Amor que todos necesitamos.

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

Publicado en Uncategorized | 22 comentarios

Náufragos

En una isla sobrevivimos, náufragos de afectos y portadores de sueños. Con horizontes inciertos revueltos entre corrientes de aguas no siempre calmadas, tímidas y en ocasiones procelosas.

Náufragos que aman, sienten y desean la vida con la sensación de supervivencia que dan las dificultades, los deseos y los logros por superarlas.

Tú y yo, sumergidos en esa fiebre ardiente que palpita en nuestro corazón, navegamos en una semi deriva que lo único que hace es unirnos más.

Náufragos que presagiamos sueños, haciendo crecer esa magia por escuchar la sirena de un barco perdido en el océano que, despistado de su ruta habitual, nos rescate de esta irla perdida.

Sé, mi querido náufrago, que la felicidad está en el camino, pero desconozco adonde está ese lugar.

Publicado en Uncategorized | 19 comentarios

Fotografiar un sueño

Está ahí en la pantalla, fija, anclada, imperturbable. No es un icono más del escritorio, solo es la foto de un sueño. Los sueños también se capturan, hacen crecer la magia y yo hace tiempo que, sin inteligencia artificial, fotografío ensoñaciones.

Déjame que te la describa, sentir que ves lo mismo que yo. Te la voy a descomponer plano a plano. Que será tan real como el alma y la pasión que pondré en ello.

Es el mar, azul verdoso como tus ojos o semi grisáceo a veces. Es el cielo con algunas nubes deslavazadas que he sentido no poder colocarlas como a ti te gustan. Es mi paisaje, es la luz. Tal vez en una exposición nada perfecta, pero es que nada lo es. Y ellas, las palmeras, colocadas siempre a merced de los vientos de mi orilla.

También he capturado la brisa, esa brisa incierta que desprende un movimiento leve del aire para un logro igualmente impreciso de un beso deseado con amor, también eso.

A lo lejos veo colarse un tímido rayo de sol que pugna por desembarazarse de las nubes para llegar hasta mí y activar mi sonrisa.

Y mis palabras que, saliendo del corazón, abrazan todo ese paisaje que yo guardaré hasta que haciéndolo realidad un día, pueda borrarlas. Mientras, voy cubriendo esa mirada fija que se me pierde en el horizonte con pedazos de cielo que están lejos, pero que presiento cerca cada vez que me fotografías con tu mirada.

Publicado en Uncategorized | 28 comentarios

Las palabras y los días

A remolque de los días caen de nuevo las hojas del otoño. Se nos ha esfumado el verano y con él nuestro mundo de anteayer.

Lo creíamos incólume. Solo ha bastado el tímido sol de primavera y la insolencia de un verano imperfecto.

Se nos ha abaratado la utopía, ya no es ni proyecto irrealizable, ni sueño, ni tan siquiera quimera.

No quiero un futuro en blanco y negro. Al amor no le va bien el color gris y me resisto a que muera en un cajón, cual fotografía antigua.

Hay quienes garabatean con rayas y tachaduras, yo no. Es lo único que nos queda y que nos puede traer siempre instantes impensables e irrepetibles. Momentos de solo vida, que es la única propiedad que poseemos.

Algo muy pequeño y que no se ve nos ha trastornado dejándonos desnudos de cuerpo y alma.

Abogo por la esperanza de poder reír abiertamente, de sentir, rozarme con las personas, con las cosas, sangrando por cualquier parte de mi cuerpo con la osadía de la que intenta comerse el mundo a bocados.

Sigue escribiéndome poesía, yo me seguiré arropando con ella en los días fríos que se avecinan.

El deseo acorta distancias y quiero devorarlo escribiéndote sobre ese fuego de dudas que envuelve las palabras y los días.

Publicado en Uncategorized | 31 comentarios

Paisajes invisibles… o no

Sé que no me lo puedes explicar… yo tampoco. He intentado escribirlo y las palabras se me revuelven como olas enfurecidas contra las que jamás podré luchar. Y tú ahí esperando que aparte esas metáforas salvadoras sobre las que me parapeto para disimular mi timidez y quizá también la tuya.  Me conoces. Lo sabes.

¿Y por qué no me ayudas a ello? Me lo has pedido, lo sé. Dirás que no, también lo sé.

Hoy me dejo ir, hace días que lo intento, pero la inspiración ha de estar como el clima, en un continuo sopor incapaz de discernir. Lo está, pero con ese fuego que me lleva sin querer hacia ti. Me lo has dicho tú. Y yo sigo sin poder, o sin querer encender ese deseo que me quema por dentro y también por fuera. También lo sabes. Me dejas ir y no sé por qué. O sí.

Es fácil elaborar una teoría del por qué las cosas surgen así, pero me veo incapaz de hacerlo. Ayúdame a no derrochar más tiempo. Me lo has escrito varias veces, deseo intuir que me lo dices cada día… ¿son solo palabras? Me quedo ahí.

Deseo besarte lento, como explicándote un poema o intentando componer o descomponer a propósito versos enamorados, pero en tiempos de desafectos obligados se me hace duro, difícil, complicado. O quizá no.

Lo intentaré. Quizá lo piense, o no.Deseo besarte lento como si te recibiera en una estación de estrellas en donde todas han debido de alinearse para recibirte y llenarte tu boca de sueños.

Debe ser algo loco que yo esté escribiendo esto. Lo es. No le busco otro significado a las palabras, solo la que es. Dime que tú tampoco te lo explicas … y te creeré.

Ayer, muy ayer, pudo ser un hoy distinto, pero el hoy ignora hasta el hoy mismo, pero poco importa al amor eso.

 

 

Publicado en Uncategorized | 28 comentarios