La magia en pleno misterio

qgAJotSITi+AwyG8qk%lIg

No debiste enseñarme tantas cosas. Ahora sé algo más y también imagino demasiado, que también. Y no sirve de nada que te escondas porque si tu corazón ha arriesgado será por alguna razón. Déjalo ir, transmítele confianza él te quiere bien y jamás te traicionará aunque nada tenga que ver la enseñanza con el sentimiento… ¿o sí?

No ando estos días muy inspirada, las musas parecen haberse ido de vacaciones sin aviso, pero yo sigo estando con ellas, con tus  palabras, esas que son mi existir, nunca demasiadas para mí. Quizá podrían desplomarse por el calor, pero ahí siguen y seguirán. Nada se quema mientras haya alguien que sofoque esa llama.

Las marco en negrita y entresaco algunos párrafos que, dado el tiempo en que estamos, desnudo a mi manera. Y es que en estos días…las necesito más que nunca. 

“La noche sigue siendo un puñado de estrellas y una constelación de sueños…¿por qué perderlos?” 

“ A veces, solo a veces, la realidad puede ser más bella que lo imaginado y entonces rompes el silencio sin necesidad de palabras…y echas de menos un abrazo, un beso…” 

“¿Dos corazones en la distancia afincados en un mundo irreal?” 

“Déjame construir lo que siento. Cada uno con su realidad aunque nadie haya dicho que exista solo una” 

“Te tengo a ti y tengo el poder de sentirte”

“Liberar emociones y dar rienda suelta al sentimiento”

Y es que seguimos, sigo teniendo solo palabras, esas que son pura magia en pleno misterio de la vida y el amor, esa y  solo esa  es la que sigue cubriendo cada noche mi cama de poesía.

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | 8 comentarios

Agua y fuego

bCKeF%QpS1OmFRt6+grvTA

El cielo parece derretirse y tal vez se desborde. Hace calor y cada latido de mi corazón parece estallar en fuegos de artificio propensos en cualquier momento a una explosión no controlada.

He escuchado esta noche tus silencios y aldabonazos en mi alma. Y sé también que has sabido interpretar correctamente mis palabras. Y has de perdonarme porque hay días en que yo quisiera ir en contra de mi propia vida, pero no puedo.

Hubo un momento en que tropezamos con la verdad y nos detuvimos. Y pudiendo pasar de largo no lo hicimos. Me pregunto también hoy por qué.

Ha sido una noche de una canícula rozando los límites de lo insoportable. No poder dormir, no poder pensar, la garganta seca y rota, los ojos con una telaraña brumosa y el corazón deshidratado.

Intento humedecer la tierra, el cuerpo y el espíritu, pero solo acierto a dejar mi mente volar hacia las estrellas y pensar, cuando el tiempo ya no sea nuestro, que en algún lugar hubimos de encontrarnos para que fuese nuestro corazón quien regase con su fuego, con su agua y con su palpitante latir todo nuestro desasosiego.

 

 

Publicado en Uncategorized | 15 comentarios

Mi querido poeta

f8be45b0-ea6e-4f20-97b9-fa8320792e52

Dicen que escribir es callarse. Y hasta cierto punto doy la frase por cierta. Siento admiración por los poetas, por aquellos que hablan a través de las palabras, pero sin olvidar que existe un lenguaje cara a cara que es indefinible e indescriptible sobre todo cuando se trata de expresar sentimientos.

Y soy afortunada porque tú, mi querido poeta, con tus maravillosas palabras has despertado en mí la magia de soñar. No gozo el momento porque solo tengo instantes imposibles de estirar más allá de lo verosímil. Todo se supedita pues a esos versos, a esa prosa y a la imaginación.

Me consta que nos queremos con el corazón. Es por ello quizá que hablamos poco, más bien nada. Hoy no he parado de recordarte todo el día. En una palabra, he vivido del sueño y para el sueño. He deshecho el Universo y lo he recompuesto de mil maneras. Porque respiramos sin tocarnos, sin vernos y aún sin oírnos. Solo tenemos palabras.

Creo que sobreviviremos a esto, que no sé tampoco lo que es. Mientras, salto como un torrente cuando la polvareda de tus versos y de tu bellísima prosa aparecen por cualquier rincón de tus espacios que son muchos, variados y dispersos. O quizá sea que te veo en todos lados.

A esta hora aún no hay grillos que llenen el ambiente ni luciérnagas que bailen sobre el jardín, pero continuaré imaginando a través de tus palabras susurros empapados en muchos te quiero que darán vida a mis noches oscuras.

 

Publicado en Uncategorized | 23 comentarios

Sin red

 

IMG_0034

Sabes que llegará un día en que no podré contenerme. El milagro que se produjo en nuestras vidas es tan auténtico y tan real que tengo, tenemos  que manifestarlo, perdóname si te he incluido sin preguntar. Los milagros se cruzan en nuestro camino a pesar de nosotros mismos…recuerdo que me dijiste un día.

Nuestras almas se han conjugado de tal forma que ya no saben vivir la una sin la otra. Una irrealidad que tú me hiciste ver de forma distinta. ¿Por qué? Me regaño a veces cuando queriendo no creer lo que me sucede me asaltan preguntas que no desearía hacerme y que me parecen que no fueron hechas para que yo me las cuestionara.

Libero mis emociones y doy rienda suelta a todo mi ser que sabes de sobra que es tuyo. Mi deseo es seguir abrigando ese corazón que estuvo apagado tiempo atrás, pero siempre me quedo a medias porque hay algo que me detiene. Un beso apasionado se queda a medio camino y un abrazo capaz de estrujarte hacen de mi esa culpable capaz de lanzarse al vacío sin red. No sé pero es así.

Pero yo siempre confío en que llegará un día en que todo será diferente o no lo será. De lo contrario no habrá servido de nada dejar aquí todo el torrente de palabras que han servido para que vuelvas a vivir de nuevo. Si yo he sido ese objetivo me podré dar por satisfecha y siempre habrá merecido la pena lograrlo.

Y si llegara ese momento en que no pudiera refrenarme y estallase solo te pido una cosa…que me ayudes, si sientes, si quieres y si puedes porque yo solo te seguiré.

Publicado en Uncategorized | 10 comentarios

Evocando al soñador

IMG_2392

No estás, pero te encuentro en todos lados. Agazapado bajo miles de palabras porque dejas tu esencia en cada párrafo, en cada estrofa e incluso en cada imagen que por azar eliges. Todo eso y más en esos algo más de mil días que llevas, sin estar la mayoría de las veces, a mi lado.

Te lo he escrito también hace poco en algún lugar muy cerca de aquí. Hoy solo me reitero evocando todo lo que en ese tiempo he podido sentir en esa vibración de energía en que has convertido mi vida.

No eras un sueño como en cierta ocasión apuntaste. Eres una realidad que has construido no solo con tu verdad sino con tus hechos y tu amor por mí. Yo solo deseo seguir existiendo para devolverte el mío multiplicado.

Me dijiste que compusiera melodías y lo hago, lo sigo haciendo  aunque muchas veces la partitura salga algo desafinada. Sigo la inspiración cuya pauta me diste y esta ha superado con creces la imaginación.

Dejaste la puerta abierta y sé que me he adueñado de tu alma y de tu corazón. Te pido por favor que no la cierres no sabría dónde ir. Tampoco sueltes mi mano porque siento tu pulso cada día más apretado al mío. No te preocupes, no te soltaré.

Sí, eres diferente a los demás. Muestras tu corazón y lo das. Lo abres cuando escribes, cuando hablas, cuando miras y también cuando callas. Me lo diste y lo guardé para siempre. Y aunque tú no lo sepas lo acuesto conmigo cada noche porque tú ya eres para siempre mi sueño. Lo seguirás siendo mientras viva.

De las pocas veces que he acercado mi corazón al tuyo he sentido como ya nunca jamás podría despegarlo. Autenticidad, verdad y sinceridad. Eres todo amor, sentimiento, dulzura, pasión, bondad…y algo de locura también.

Te dejé construir lo que sentías. Espero que la realidad haya superado ese sentimiento. Sígueme mirando a los ojos, siente en carne propia la magia que nos lleva.

 

Publicado en Uncategorized | 44 comentarios

Partículas

Amo este rincón porque me deja ser yo, porque nada hay más importante para un alma que sentirse libre y gozosa. Duermo y despierto. Voy y vengo al teclado para acceder a este lugar donde me encuentro contigo en un viaje de ida y vuelta con el mejor de los bagajes…mi amor por ti. 

Como decía Pessoa: “Si escribo lo que siento es porque así disminuye la fiebre de sentir. Fiebre de ti y por ti.

…..

Te miro y podría hacerlo eternamente sin cansarme jamás. Y tú lo sabes. Nuestras miradas, en esas conversaciones mudas acuchillan la brisa de la noche en un premeditado intento de asesinar (perdona el vocablo) el entorno y que tan solo quedemos tú y yo.

…..

Testigos mudos, el mar, la luna, las estrellas y los deseos, tres realidades y una utopía que son como sueños Freudianos, es decir sin explicación y sin sentido.

…..

Hay días, como hoy, en los que las sensaciones que son sueños, ocupan toda la extensión del espíritu como una neblina que no me deja discernir muy bien el volumen de las cosas. Yo lo llamaría una borrachera de no ser nada, como también apuntaba Pessoa. Atravesar todas las barreras, hacer realidad la comprensión de nuestras almas, pero estas están a una vida de distancia una de la otra.

…..

Desmadejo día tras día y aún el hilo entre los dedos no logro encontrar el principio y final de todo esto, de lo que hay entre tú y yo.  Del cómo y el por qué. ¿Es verdad que existes? ¿Es cierto que yo te quiero de tal manera que me duele lo que pienso, lo que hago, lo que escribo? ¡Qué confusión todo! Hasta qué punto es mejor ver que pensar, divagar antes que hacer o leer mejor que escribir!

…..

Todo es recuperable menos el tiempo y el amor. En esa enrevesada continuidad de los días estamos perdiendo nuestro tiempo y nuestra vida. Solo permanecen los sueños. Y nos duele no gozarlos, no vivirlos. Se nos va el amor de entre las manos. Se nos escapa y no podemos ir tras él. Nos invade la desolación y la angustia. Quieres morirte y no te mueres.  Quieres desaparecer y las imágenes son más nítidas que nunca, pero a lo lejos el mar, testigo de mis desdichas me dice: ven…y voy.

…..

Sigue doliéndome el alma y algo más. Cuando entraste en mi vida algo cambió en mí para siempre. Me convertí en la mujer con más suerte del mundo. Una parte de mí estará siempre contigo, la otra mitad vagabundea como puede con lo que nos ha tocado.

…..

 A veces te escribo estas líneas  casi diarias que no siempre te envío, para saber que existo. Hoy te dejo algunos de los párrafos olvidados para que sean parte de tu sueño. Me espera algo recatada la luna como estrella pasajera en un cielo confundido.

 

Publicado en Uncategorized | 18 comentarios

El soplo invisible

06c879e6-fdfe-4c9b-9956-7feb85bbfdce

Aún queda noche. Aún hay cuerpos enardecidos, cuerpos que mezclarán sus riquezas, cuerpos que se regocijarán en su contacto. También queda noche para soñar. Sueños vigilantes que mantienen la memoria y la imaginación en permanente duermevela.

Y yo estaré ahí sintiendo temblar mi cuerpo en una soledad infinita que me acerca aún más a ti. Pero solo es un espejismo sin más. Y sé que estarás al otro lado, lejos pero cerca.

Y tú sin saberlo me sostienes en el cansancio de la noche, para multiplicar mis fuerzas, para acrecentar mis deseos que ni aún con el más fuerte de los diluyentes  consigo borrar.

Mis cinco sentidos entremezclan la delicia, el tormento, la felicidad, la angustia, el placer…porque solo tú eres la esencia que me hace seguir adelante, que me ayuda a continuar mi lucha diaria.

Surges en el escenario del subconsciente para decirme, con ese soplido suave junto a mi rostro medio dormido, que me quieres, que me deseas o eso quiero interpretar, pero que un caprichoso destino me ha de mantener alejada de ti para hacerme comprender que nuestras ansias son imposibles.

¿Qué más ahora que no nos oye nadie? A oscuras y en silencio solo dos palabras …

Publicado en Uncategorized | 23 comentarios

Futuro imperfecto

4d161165-0d8e-40e7-bb43-8e2bacf7fb51 2

Me es imposible escribir.

 Mi corazón bombea palabras que retornan a mí en forma de pensamientos absurdos y abstractos.

 No consigo cohesionar nada. ¿Argumentos?…muchos y ninguno al mismo tiempo.

Las palabras, como un día me dijiste, han de hablar y conoces de sobra que desean hacerlo contigo, pero mi alma está parada.

No  quiero conjugar los verbos en unos tiempos que ya no se utilizan.

No me pidas que lo haga en un lenguaje al uso porque el corazón no lo tiene.

 Se me vienen al teclado solo imperativos que ya se me contestan de más. Háblame, mírame, escúchame, acércate…

Sé que me entiendes porque tú escudriñas sabiamente mi corazón, mi alma y mi cabeza.

Pero el tiempo, mi tiempo ahora, anda en ese futuro imperfecto de subjuntivo, que no siendo muy utilizado forma parte de mis fantasmas, de mi vacío.

Esto pienso y solo esto escribo.

Publicado en Uncategorized | 32 comentarios

El libro…las palabras

IMG_7040

Alguien, sin querer o queriéndolo, ha volcado su corazón sobre mis palabras  y las ha hecho volver a volar. No estaban dormidas únicamente aleteaban en otros cielos, o puede que en el mismo, pero en rincones algo solitarios.

Ellas que son el tesoro de mis vacíos, ellas que escriben tu nombre sin nombrarte, ellas que deseando ser fieles a sí mismas, se empeñan en ser vuelos imposibles cuando no son nada más que rachas de viento enamorado que se dejan llevar por una brújula oxidada que ya sin destino que señalar se sigue empecinando en un hálito de sueños imposibles.

Y es muy fácil hacerlas planear de nuevo por aquellos lugares en donde nos sentimos felices y triste destino el suyo también cuando unas simples líneas,  empeñándose en lograr el objetivo que redactan solo consiguen vivir un destino que no va más allá del filo de la cuartilla. 

Sucede una y otra vez. Nos levantamos y nos vestimos con ellas, vivimos y sufrimos con ellas. Y las admiramos y soñamos cuando a modo de besos y caricias nos envuelven convertidas en bella prosa y en poéticos versos. Volver a escribir siempre es una forma de llenar el alma. Ellas…las mismas o distintas, habladas o escritas, pero siempre palabras.

 

Publicado en Uncategorized | 27 comentarios

Palabras en la escalera

IMG_7376

Siempre se le quedan al borde. A un escalón del instante. Las lleva escondidas muy adentro y en una pugna por salir tal vez se atropellen pero aún sin estorbarse no le salen. Y mi alma llora, se descabala, y siendo junto a la suya de igual sentir se queda una vez más sola, triste y desolada.

Nacen en lo más profundo de su corazón allí donde los sueños se hacen eternos sin estaciones. En donde se acuestan las quimeras y se levantan cada día la monotonía de los días iguales.

A veces me da la impresión de que sólo desea asomarlas deprisa para luego volverlas a esconder y que permanezcan estáticas en esa nube de la tecnología, pero no son ni más ni menos que los gritos desgarrados del amor arriesgándose a decir en voz alta esos versos, esas metáforas que siempre se le quedan al borde mismo de la pantalla.

Y permanecen ahí, lejos del ruido. Y yo subiría al descansillo de la escalera para rescatarlas aún a riesgo de tropezar y caerme porque el corazón convierte los peldaños más difíciles en huellas de amor invisible, en donde cada palabra es un beso, cada párrafo un abrazo, cada espacio la mirada de alguien y cada título la magnitud incierta de lo por venir

Pero solo me las guardo, me las leo, me las releo y dejo a mi corazón dormirse con ellas.

Publicado en Uncategorized | 16 comentarios